domingo, 14 de marzo de 2010

LOS MÉTODOS DE LA FILOSOFÍA I

El maestro García Morente recomienda, antes de iniciar el estudio de los métodos de la Filosofía, tener un ánimo infantil, es decir, aunque suene contradictorio con la búsqueda de saber filosófico, el aspirante a conocedor de esta ciencia debe:
...admirarse de todo, sentir lo profundamente arcano y misterioso de todo...; plantarse ante el universo y el propio ser humano con un sentido de estupefacción, de admiración, de curiosidad insaciable, como el niño que no entiende nada y para quien todo es problema.
La segunda disposición que nos recomienda este autor es:
...la que pudiéramos llamar el espíritu de rigor en el pensamiento, la exigencia de rigor, la exigencia de exactitud.
Este ánimo rigorista nos debe llevar primero a eliminar en lo posible el llamado saber popular, formado por: tradiciones, prejuicios, costumbres, así como las generalizaciones científicas, evitando al máximo su facilidad para enjuiciar o concluir algo.
Una vez establecidas ambas premisas para la mejor comprensión y aplicación de la Filosofía, pasemos a describir el primero de sus métodos que vamos a estudiar:

1.- MÉTODO MAYÉUTICO
El gran filósofo Sócrates es el primero del que conocemos su método,al que, tomando como estímulo el trabajo de comadrona de su madre, denominó MAYÉUTICA, que significa literalmente: el arte de ayudar a dar a luz. Para el, el filósofo era un partero de ideas.
El método mayéutico consiste en preguntar al otro si conoce una definición exacta de una palabra con una carga importante de valor ético o psicológico, para una vez obtenida la respuesta -seguramente plagada de términos comunes y usados superficialmente como: amor, amistad, bondad, de los que todos damos por hecho que conocemos su significado- pasar a cuestionar cada uno de dichos términos en su sentido más profundo. El interrogador parte de la idea de que el mismo "No sabe", es decir, no da por cierto previamente que sabe algo, por eso lo pregunta tan a fondo. Así, va llevando al interrogado a una serie de intentos fallidos, teorías parciales y/o ejemplos contradictorios entre sí, antes de admitir su propia limitación (conciencia de no saber) en el conocimiento de algo que a primera vista parecía "pan comido" para el.
En el siguiente enlace se pueden leer algunos fragmentos de los "Diálogos" de Platón, donde se ejemplifica el método de preguntas de Sócrates, con amplia aplicación tanto en la Filosofía como en la educación y la psicología.

2 comentarios:

  1. Esta lectura nos hace comprender que no queremos aceptar el no tener respuestas a nuestras preguntas, es decir que no tienes el saber de las cosas

    ResponderEliminar
  2. Este método de la filosofía, nos dice que nunca estamos conformes y andamos buscando qué hacer, qué mejorar y qué preguntar. Creo que esto surge de la necesidad del ser humano de mejorar en todos los aspectos de la Vida; en este momento se me vienen a la mente los momentos de ocio, que son los mementos en los cuales nos ponemos a pensar, a reflexionar, a preguntarnos cosas de la vida diaria… me atrevo a decir que Sócrates y Platón, siendo grandes filósofos, pasaron por este momento de ocio para llegar a ser los más grandes pensadores de la filosofía.



    Y pensar que Sócrates dijo “yo sólo sé que no se nada”. Porque entre más leo me doy cuenta de que menos sé…

    Una frase mas que cierta.

    Karely (via e mail 24-03-10)

    ResponderEliminar